big data y destinos turisticos inteligentes¿Te imaginas aterrizar en un destino turístico y que por cada lugar que pasaras te informara de ofertas relacionadas con tus gustos e intereses? ¿Te imaginas como turista disponer en todo momento de un destino turístico a la carta, diseñado exclusivamente para ti? No es ciencia ficción, existe y se llama Big Data…Empecemos por el principio.

¿Qué es el Big Data?

La definición del Big Data es la gestión y análisis de enormes volúmenes de datos que no pueden ser tratados de manera convencional, ya que superan los límites y capacidades de las herramientas de software habitualmente utilizadas para la captura, gestión y procesamiento de datos.

Big Data engloba infraestructuras, tecnologías y servicios que nacen para dar solución al procesamiento de enormes conjuntos de datos estructurados, no estructurados o semi-estructurados (mensajes en redes sociales, señales de móvil, archivos de audio, sensores, imágenes digitales, datos de formularios, emails, datos de encuestas, etc.) que pueden provenir de sensores, micrófonos, cámaras, escáneres médicos, etc.

El Big Data tiene un objetivo fundamental que es convertir el dato en información que facilite la toma de decisiones, también en tiempo real. En este sentido, son muchas las marcas y empresas que están utilizando esta información que proporciona el análisis Big Data para entender el perfil y las necesidades de sus clientes respecto a los productos y/o servicios vendidos. Uno de los sectores donde está siendo mayor el impacto de esa revolución, es en el sector turístico y por tanto, es ésta una de las industrias que más está invirtiendo en esta vorágine de datos digital, el Big Data.

Y hablando del sector turístico, cabe destacar que estamos en un momento experiencial en todos los sentidos. El viajero busca experiencias únicas y personalizadas, diseñadas a medida por él mismo a través de cientos de búsquedas en canales como: redes sociales, portales de reserva de alojamiento, etc. ¡Él se lo guisa y él se lo come! Un torrente de información que nosotros como destino turístico y como empresa debemos saber interpretar para dar respuesta a sus necesidades de la forma más ágil y óptima.

Empresas turísticas y casos de éxito del uso del Big Data

Existen muchas empresas turísticas que están aprovechando este torbellino de datos para mejorar su servicio al cliente. Ya hace algún tiempo escribí sobre un caso de éxito en Tenerife de un hotel que estaba aprovechando las ventajas del inbound Marketing para ofrecer un mejor servicio a sus clientes, como verás en este enlace. En relación al tema que ahora nos ataña, el uso del Big Data en empresas turísticas, tenemos algunos ejemplos cercanos. Entre ellos cadenas hoteleras españolas como: Room Mate, High Tech, Iberostar o Zenit Hoteles, así como otros cientos de alojamientos independientes que utilizan para la gestión diaria del revenue management una herramienta de origen español, denominada Beonprice que les permite conocer en tiempo real cómo se comportan sus competidores a nivel de datos de: pricing, oferta, demanda y reputación online. Una aplicación Big Data muy útil y necesaria para conocer a fondo a su competencia.

Otro ejemplo de empresa turística que hace uso del Big Data y de sus enormes ventajas es la cadena de hoteles NH. Este macro grupo “made in Spain” ha desarrollado una herramienta de monitorización online para las valoraciones y comentarios sobre la compañía y sus alojamientos turísticos y que tiene como objetivo: analizar y mejorar la reputación de su marca y de sus hoteles.  Esta aplicación Big Data detecta cualquier comentario o valoración y lo compara con el de cinco establecimientos turísticos de su competencia. De esta forma, pueden saber en tiempo real, qué servicios son los mejor valorados, cuáles no, etc. ¿Os imagináis cómo puede mejorar esta información los procesos de gestión de esta cadena hotelera y a la vez sus resultados?

¿Pero qué pasa con el viajero o turista? ¿En qué sentido puede beneficiarse del uso del Big Data?

Existen muchas ciudades en las que sus ciudadanos o cualquier turista o viajero puede disfrutar de las ventajas del Big Data. Un ejemplo de ello es: Los Ángeles. Allí, se han instalado sensores en las plazas de aparcamiento para los conductores, en tiempo real. ¿Os imagináis salir de casa teniendo claro dónde vamos a aparcar? Esta medida ha supuesto, además, una descongestión de la ciudad de un 10% al acortar el tiempo en el que los conductores encuentran aparcamiento ¡Genial!

Otro ejemplo es: el Museo de Dallas y su programa de visitantes frecuentes que solicita a sus miembros que se conecten a la red del museo a través de su smartphone. Cuando lo hacen, ese miembro gana puntos canjeables por aparcamiento gratuito o entradas. El museo, por su parte, obtiene datos de gran valía sobre ese usuario. Por ejemplo: qué artista o artistas le gusta más, qué tipo de arte obvia, qué obra prefiere, con qué frecuencia visita el museo, etc…

Ahora bien, veamos qué pasa con el uso del Big Data en destinos o ciudades turísticas españolas…

En primer lugar, cabe mencionar que la Organización Mundial del Turismo (OMT) sitúa a España como tercer país en número de turistas extranjeros recibidos por detrás solo de Francia y Estados Unidos. Un ranking que nos sitúa entre los primeros y que obliga a España y a sus ciudades, provincias y municipios turísticos a estar al día en cuanto a tecnología y servicios para el turista y esto pasa por el uso del Big Data…Y así es, ya que en estos momentos nuestro país puede presumir de estar “on the top” en el uso del Big Data, especialmente en el sector turístico, aunque lo mejor está por llegar…

En la actualidad, SEGITTUR (Sociedad Estatal Española para la Gestión de la Innovación y las Tecnologías Turísticas) tiene en marcha un proyecto piloto de “sistema de inteligencia turística” pionero en el mundo, que se está implementando en ciudades como: Las Palmas de Gran Canaria y Badajoz.  Un sistema que permite, por ejemplo, que el Ayuntamiento de Badajoz, sepa cuántos turistas hay, de qué nacionalidad son y cómo se están moviendo en la ciudad en tiempo real. Cuánto, cómo y dónde están gastando el dinero y en qué tipo de productos y/o servicios. También monitoriza el tema de aparcamientos, entradas a museos y demás.  

Por otra parte, existen otros destinos turísticos como Tenerife que también se han subido al carro del tsunami digital del Big Data y donde sus principales agentes, entre ellos, Cabildo, Universidad y otros de carácter público y privado, están en estos momentos desarrollando ambiciosos proyectos con organizaciones a nivel mundial que convertirán a este destino, sin duda, en un ejemplo de destino turístico inteligente a nivel mundial.

Para finalizar comentar que el Big Data y su correcto análisis es uno de los mayores retos a los que se enfrenta cualquier destino turístico que quiera ofrecer el mejor servicio, personalizado y a medida a todos aquellos turistas y viajeros que lo visiten. Una oportunidad incomparable para regalarle al visitante una experiencia única que recuerde para siempre.   

Autora: Melania Guijarro (Owner & CEO iMeelZ)

Imagen secundaria by Freepik

feedly-follow-rectangle-flat-small_2x